Infórmate gratis  681 047 951

TEICAB

Trastornos alimentarios en niños y adolescentes

Cuando hablamos de trastornos alimentarios, se hace evidente que la adolescencia es la edad del nacimiento de dichos trastornos, aunque cada vez parece que se adelanta más su inicio, y ya hay niños y niñas de 10 años que acuden a consulta con un trastorno alimentario.

A los padres el poder detectar un trastorno de este tipo se les dificulta enormemente por el hecho de coincidir con esta etapa de cambio vital, en que los adolescentes están buscando aún su identidad y están en continuo conflicto con el mundo que les rodea; es por eso que multitud de síntomas emocionales quedan enmascarados por la tan temida adolescencia.


Porque el síntoma alimentario es tan sólo la parte más visible de la enfermedad; debajo de él acostumbra a haber profundos sentimientos de tristeza, soledad, baja autoestima, dificultades para entender y expresar las emociones. Se puede ver cómo la persona se vuelve irritable, prefiere estar sola, empieza a dejar de ver a las amistades y prefiere quedarse en la habitación; la relación con los padres se deteriora notablemente, y se generan conflictos a diario, especialmente durante las ingestas, que acaban convirtiéndose en auténticas batallas. Todo el ambiente en casa acaba contaminado y girando únicamente en torno a la comida, que desplaza al resto de problemas que pudieran existir.


La enfermedad acaba siendo un refugio donde quien la padece se siente comprendido y con cierto control sobre su vida, por lo que sólo pedirá ayuda cuando sienta que su salud está gravemente comprometida.

En la gran mayoría de los casos son la familia y los amigos a quienes les corresponde enfrentarse a tan delicada situación y buscar ayuda profesional.

Si quieres saber si tu hijo/a o alguien próximo a ti padece un trastorno alimentario, te invito a contestar las siguientes preguntas. Este breve test de formato autoaplicable en ningún caso constituye un diagnóstico, tan sólo una orientación acerca de los síntomas que pueden ser reveladores de la posible presencia de un trastorno alimentario.

Test trastorno alimentario